Los Antiguos
Los picos nevados de la cordillera de los Andes y la magia del microclima que lo caracteriza ponen el marco a este sitio elegido por los tehuelches

 


Los picos nevados de la cordillera de los Andes y la magia del microclima que lo caracteriza ponen el marco a este sitio elegido por los tehuelches sexagenarios para vivir sus últimos días. De allí recibe precisamente su nombre, que deriva del vocabulario tehuelche “I – Keukhon “que significa “lugar de los ancianos”.

Los Antiguos es un pequeño poblado, emplazado en un pequeño valle, sobre la margen sur del Lago Buenos Aires, a orillas de un río cristalino que lleva el nombre del pueblo.

La avifauna que la región posee, está conformada por flamencos, bandurrias, cisnes, patos y garzas.

Los Antiguos se encuentra muy próxima a la frontera y a la localidad chilena de Chile Chico, que se puede visitar con solo trasponer una pasarela ubicada sobre el río Jeinimeni.

Se destacan los característicos canales de riego permanentes que alimentan las plantaciones de chacras productoras de frutas finas: cerezas (en enero se celebra la fiesta provincial de este fruto), frutillas y frambuesas.

Los cultivos de estos frutos se empezaron a plantar hace 25 años buscando dar nuevo empuje al lugar que había decaído en 1955 , momento en que se cerrara la frontera al cruce de minerales chilenos que se embarcaban en Puerto Deseado, sobre el Atlántico.

Los lugares recomendados para visitar son : el Mirador de la Cruz, con excelentes vistas del pueblo; y el Mirador del río Jeinimeni, que domina un vasto panorama que incluye los ríos Los Antiguos y Jeinimeni, llegándose a observar Chile Chico.